España trata mal la salud Mental

Con una ratio de 4.3 psicólogos por cada 100.000 habitantes España trata mal la salud mental, esto es, de espaldas a la evidencia científica y está a la cola de una atención a la salud mental de Calidad. A la vista de que, según los resultados del estudio psicoAP, se vuelva a confirmar que la psicoterapia es al menos, tres veces más eficaz que los psicofármacos para tratar con éxito los trastornos de ansiedad y del estado de ánimo (Pincha aquí) y de que el consumo de psicofármacos en España haya aumentado entre el año 2000 al 2013 de 26.53 dosis a 79.5 según un informe de la Agencia Española de Medicamentos y productos sanitarios,(Pincha aquí) podemos decir que en España se trata la salud mental de espaldas a la evidencia científica.

Los resultados del estudio realizado por psicoAP revelan que con tratamiento psicológico se consiguió revertir el 67% de los casos de ansiedad y el 72% en los casos de depresión, porcentajes de éxito jamás alcanzados por ningún tratamiento farmacológico, que en el estudio al que hacemos referencia solamente consiguió revertir el 27,4% de los casos de ansiedad y el 24,2% de los casos de depresión. Sin embargo, en nuestro país, las autoridades sanitarias siguen empecinadas en «tratar» los síndromes ansioso-depresivos como en el siglo pasado.

Según un estudio considerado como el estudio del año publicado en la prestigiosa revista médica The Lancet, (Pincha aquí) sabemos desde 2004 que el tratamiento con antidepresivos provoca ideaciones suicidas e intentos de suicidio en jóvenes y adultos. Además, según el conductor del estudio psicoAP, Antonio Cano Vindel, conducir bajo los efectos de los psicofármacos eleva el riesgo de sufrir accidentes de tráfico hasta en un 60% (por encima del consumo de alcohol, cuyo riesgo de accidente al volante se calcula en un 50% según algunos estudios). Por ello, una persona que esté tomando ansiolíticos o antidepresivos, se enfrenta a una sanción si durante el transcurso de un control de drogas o alcohol en carretera diera positivo en psicofármacos.

Según datos de la mutua Asepeyo, los problemas de ansiedad y depresión constituyen la segunda causa de baja en nuestro país. Desde 2004 sabemos que Siete de cada diez bajas en España según la Sociedad Española de medicina familiar y comunitaria (SEMFyC) (Pincha aquí) están producidas por esta causa.

Estudios recientes en países desarrollados de nuestro entorno realizados después de la implementación de equipos de psicólogos en Atención Primaria, como es el caso de Reino Unido, donde desde 2007 y a través del programa IAPT (Improve the access to psychological Thérapies) donde se contrataron 3000 psicólogos para los centros de Atención primaria del Reino Unido,demuestran una reducción del número de bajas médicas y de la duración de las mismas, una eliminación de efectos adversos asociados al consumo de psicofármacos como la ideación suicida, caídas, disfunciones sexuales entre otros, y un notable ahorro en el gasto farmacéutico. (Pincha aquí).

Por ello, es necesario reclamar a nuestros gobernantes políticas sanitarias de atención a la salud mental basadas en la evidencia científica disponibles, y alejarnos de modelos de salud exclusivamente biomédicos, que forman parte del siglo pasado y hoy en día están denostados por la comunidad científica

 

 

 

4