Estrés Psicológico y enfermedad

Durante décadas, la comunidad biomédica se mantuvo escéptica acerca de la relación entre el Estrés psicológico y la enfermedad. la pregunta a responder era si el estrés te puede hacer enfermar.

En las últimas dos décadas, un gran número de estudios han encontrado una fuerte relación entre el estrés psicológico y el papel de éste en cuatro grandes grupos de enfermedades: Depresión clínica, Enfermedades cardiovasculares, VIH y cáncer.

En cuanto al nexo de unión entre el estrés psicológico y las enfermedades, los investigadores han encontrado que los eventos estresantes ejercen influencia sobre la vivencia de la enfermedad física causando estados afectivos negativos como sentimientos de ansiedad o depresión que a su vez, ejercen efectos sobre los procesos biológicos y los patrones de conducta que pueden influir sobre el riesgo de enfermedad. Por tanto, hoy sabemos que el estrés puede hacernos enfermar.

Estar expuesto a un estrés crónico se considera de alta toxicidad porque hace más probable sufrir cambios permanentes y a largo plazo en las respuestas emocionales, fisiológicas y conductuales que pueden influir en la susceptibilidad o el pronóstico de una enfermedad.

Los cambios de conducta que ocurren durante los intentos de adaptación y afrontamiento de situaciones estresantes pueden producir incremento en el consumo de tabaco,  disminución del ejercicio, sueño y una pobre adherencia a los tratamientos médicos que pueden ser una vía a través de la cual el estrés influya en un aumento del riesgo de enfermedad.

Existen dos respuestas endocrinas que son particularmente sensibles al estrés: el eje hipotalámico-pituitario adrenocortical y el eje simpaticomimético adrenomedular. Tanto el cortisol como las catecolaminas segregadas desde cada uno de ellos, respectivamente, cuando están permanentemente activados a consecuencia del estrés psicológico, pueden aumentar el riesgo de enfermedades tanto físicas como psíquicas. Esta es por tanto la relación entre estrés y enfermedad y la razón por la que el estrés te puede hacer enfermar.

Los hallazgos acerca de la relación entre estrés psicológico y enfermedad, junto con la eficacia de los tratamientos psicológicos para el manejo del estrés, la ansiedad y la depresión hacen de la terapia cognitivo conductual una herramienta fundamental para reducir el impacto del estrés psicológico sobre el riesgo de padecer enfermedades físicas pudiendo dificultar su aparición o mejorar la evolución y pronóstico de las mismas.

El uso de herramientas como la modificación cognitiva y el cambio de conductas entre otros procedimientos pueden dotar al paciente de estrategias de afrontamiento eficaces para las situaciones estresantes reduciendo el impacto del estrés sobre el organismo (Pincha aquí)

Para conocer más sobre el impacto del estrés psicológico sobre el riesgo de enfermedad (Pincha aquí)

 

 

0